Comparte
Ver el tema anteriorIr abajoVer el tema siguiente
multicultural
Coordinador
Cantidad de envíos : 7774

la historia de los irish & british lions, en marca.com

el Jue 27 Jun 2013, 19:02

'EL ANÁLISIS DEL EXPERTO'
Las míticas giras por el Sur de los British & Irish Lions

La presente, la que están realizando los hombres de Warren Gatland por Australia, celebra los 125 años del origen de esta hermosa historia • El irlandés Tommy O'Reilly estableció en la Gira de 1959 un récord insuperable: 22 ensayos

Por José Ignacio Benito 27/06/13

Cada cuatro años el mundo del rugby revive un acontecimiento único en el deporte por su singularidad, tradición, arraigo en las naciones visitadas y, sobre todo, por su altísimo nivel competitivo. Una selección de los mejores jugadores de las Naciones Fundadoras del Rugby, las 'Home Nations', se reúne para viajar a competir contra las más poderosas selecciones de rugby del mundo, con el aliciente añadido de jugar todos sus partidos en campo contrario. La presente, la que están realizando los hombres de Warren Gatland por Australia, celebra además los 125 años del origen de esta hermosa historia.

Estas Giras o Tours se deben valorar desde una perspectiva distinta a la habitual cuando se analizan o se valoran sus resultados, pues muchos factores hacen a estos partidos diferentes al resto de 'test match' internacionales. En mi opinión, debemos tener en cuenta varios parámetros a la hora de sacar conclusiones de estas giras:

1.- Los Tours son acontecimientos totalmente inusitados para el jugador del Hemisferio Sur, pues solamente una vez en toda su carrera deportiva tendrá la ocasión de enfrentarse a este combinado, ya que sólo visitará su país cada doce años. Anteriormente al Mundial de 1987, las giras se hacían normalmente cada tres años, visitaban conjuntamente Australia y Nueva Zelanda e iban a Sudáfrica y algún jugador entonces sí podía repetir. Para un jugador del Sur es todo un honor jugar contra este equipo, es un privilegio y la mejor forma de honrar este hecho es darlo todo para ganar.

2.- Enlazado con el primer punto, hay que tener en cuenta que a los Lions "les están esperando". Cualquiera que haya jugado en ligas menores, regionales o ligas de barrio sabe a qué me refiero, pues por parte del anfitrión no habrá tregua alguna, todo valdrá para ganar. Es el espíritu de este particular punto el que se encuentran los Lions allá por donde van.

3.- Llegan al Sur con una clara desventaja, digamos que los Lions se juntan para jugar frente a selecciones nacionales ya armadas y entrenadas. Es por esta razón por la que se necesitan jugadores de mucho carácter y determinación, con un afán de superación enorme y una gran fuerza mental para afrontar entre dieciséis y diecinueve partidos en poco más de un mes y mantener el enorme nivel competitivo que muestran jueguen contra quien jueguen. En sus inicios las giras eran eternas, se pasaban meses jugando y la convivencia entre ellos era fundamental para afrontar los partidos.

4.- Los British & Irish Lions son un caso único en el deporte, donde es muy habitual que se hagan combinados de jugadores para determinados partidos, que suelen ser auténticas 'charlotadas', faltas de la mínima intensidad exigible, que derivan en verdaderos esperpentos y de los que sólo se salvan algunos al ser de carácter supuestamente benéfico. Aquí se viene a defender una camiseta, a dar la cara, a ganar y a vender muy cara la derrota si se produce.

5.- Salvando las distancias, los Lions se asemejan a los 'Tercios Españoles' de los siglos XVI y XVII, siempre combatían lejos de casa, ganarles era dificilísimo por no decir casi imposible y, sobre todo, sólo les valía ganar en territorio hostil, no tenían un refugio donde acudir, por el camino se iban abasteciendo y se tuvieron que juntar todas las Naciones para derrotarles. Por esta razón son más necesarios para estos partidos jugadores con mucho amor propio y una mentalidad de hierro, tíos de otra pasta. Más que buenos jugadores de rugby, se necesita gente que valga para esto, que sea un auténtico British o Irish Lion. Esto ha cambiado radicalmente en las últimas giras, donde sólo con ver la grada llena de camisetas rojas uno se hace una idea de lo que significa este combinado para los británicos -alrededor de 30.000 se calculaba que han viajado este mes a Australia desde las Islas Británicas. No hay en el mundo del deporte ejemplo parecido de cuatro naciones que se unan y olviden diferencias por un objetivo común.

El 9 de marzo de 1888 pisaron suelo neozelandés los considerados 21 primeros jugadores de los Lions y jugaron su primer partido el 28 de abril, ganando a Otago 3-8

Por estructurar un poco este extenso artículo, lo dividiremos en cuatro partes claramente diferenciadas. En una primera parte narraremos los inicios del combinado hasta la gira de 1956, la última que hicieron por Australia y Nueva Zelanda. Un segundo artículo estará dedicado a las giras de 1971, 1977 y 1983, ya que las hicieron sólo por Nueva Zelanda y repasaremos también los partidos que los Lions han jugado al margen de estos países. Un tercer artículo para las giras más recientes por territorio 'aussie' y maorí, en los años 1989, 1993, 2001 y 2005. Para finalizar hemos dejado aparte las giras que más trascendencia han tenido en la historia de los Lions y del rugby en general por su agresividad, dureza y leyenda forjada en estos partidos, en donde se ve si de verdad hay 'Leones' o no: las durísimas giras por Sudáfrica y su rugby a muerte, en las que aprovecharemos para narrar la fabulosa historia del rugby sudafricano, que como ya sabéis, es mi favorito.

UNA LARGA HISTORIA QUE ARRANCA HACE DOS SIGLOS
El 9 de marzo de 1888 pisaron suelo neozelandes los considerados 21 primeros jugadores de este equipo y disputaron su primer partido el 28 de abril, ganando a Otago por 3-8 y perdiendo su primer partido el 16 de mayo contra Taranaki por 1-0. A partir de aquí comienza la historia viva de los Lions que es lo mismo que decir la historia misma del rugby, pues tras esta primera expedición que no se consideró del todo oficial, vuelven a Australia en 1899 y conjuntamente a ambos países en 1904 y 1908. En 1910 se oficializan las Series al ser elegidos los jugadores por un comité de las cuatro naciones representadas, siendo ya muy evidente la popularidad entre los aficionados por este equipo.

Como ya señalábamos, en 1899 vuelven a Australia con un carácter más oficial que la anterior y juegan 21 partidos, 17 contra equipos locales, ganando 15 y perdiendo 2, y cuatro en la Serie contra Australia, que pierden por 3-1. En 1904 el Tour es por Australia y Nueva Zelanda con 19 partidos en total: ganan los 15 primeros, incluidos 3 contra Australia, y pierden ya en tierra maorí el único 'test' oficial que disputan contra los 'All Blacks' por 9-3. En 1908 repiten Serie, pero esta vez empiezan en Nueva Zelanda una larga serie de 24 partidos desde mayo hasta septiembre. Los 17 primeros en Nueva Zelanda, con Serie perdida por 2-0, con dos contundentes 32-5 y 29-0, y un empate a 9, no habiendo Serie contra Australia pese a jugar allí siete partidos. Los Lions no volverían a estas islas hasta 1930, la 1ª Guerra Mundial paraliza las giras y en este período juegan en Argentina dos series, una en 1910 y otra en 1927. En su vuelta a tierras del Sur, los Lions se meten para el cuerpo una gran gira de 28 partidos, 21 en Nueva Zelanda y 7 en Australia. Los de negro les vencen 3-1 en la Serie, ganado los Lions el primer partido por 3-6 y perdiendo los siguientes por 13-10, 15-10 y 22-8. Con los 'Wallabies' también pierden el único encuentro que disputan por 6-5. Lo curioso de la Gira es que la finalizan en Ceilán, ahora Sri Lanka, frente al equipo local al que ganan fácilmente por 0-45, y empezará a ser frecuente que finalicen sus giras por otros continentes, sobre todo a partir de la gira de 1950.

Tras seis 'tours' combinados con Australia y Nueva Zelanda, los Lions han ganado cinco Series a los 'Wallabies' y ninguna contra los 'All Blacks'

En 1950 comienzan una gira de 30 partidos, en los que ganan la Serie de dos partidos a Australia y pierden con los 'All Blacks' tres partidos tras empatar el primero a 9. Al igual que en 1930, finalizan en Ceilán ganando por 6-44. La Gira de 1959 estará marcada por la gran cantidad de partidos disputados, 33 y los muchos puntos anotados por ellos, un total de 842, con el irlandés Tommy O'Reilly dejando un record insuperable de 22 ensayos a lo largo de toda la Gira. Ganan con facilidad a los 'Wallabies' por 6-17 y 3-24 y vuelven a perder en Nueva Zelanda 3-1 tras unos intensísimos partidos, como el primero de la serie, que pierden por 18-17, donde destaca la actuación del 'all black' Don Clark, autor de todos los puntos de su equipo, auténtico francotirador apodado 'The Boot', con 207 puntos en 89 partidos, 31 de ellos considerados 'test match'. 11-8 y 22-8 fueron las otras derrotas hasta que llegó la única victoria en Eden Park ante 60.000 espectadores por 6-9, partido que ya juega otro grandísimo 'all black', verdadera leyenda, llamado Colin Meads.

En la Gira de 1966, Nueva Zelanda no tiene piedad y no da opción, 4-0 en la Serie, con 35 partidos en total y como viene siendo habitual, ganan a los australianos los dos partidos. Ya juegan en las filas de los Lions grandes y míticos jugadores como Willie John McBride, Jim Telfer, Mike Gibson y el capitán en la gira Mike Campbell-Lamerton. Hasta la fecha, y tras seis 'tours' combinados con Australia y Nueva Zelanda, los Lions han vencido cinco Series a los 'Wallabies', perdiendo sólo en la de 1930, con un global de doce victorias Lions y dos de los australianos, mientras que contra los 'All Blacks' han perdido todas las Series con un total de 16 derrotas y sólo dos victorias, amén de dos empates. Las Giras en Australia terminan aquí y no vuelven hasta 1989 y los 'All Blacks' esperan para ganarlos de nuevo en 1971, como siempre, pero esta vez todo cambia y por primera y única vez en la historia, los Lions vencen a los de negro en su casa la Serie gracias a la aparición de una generación de jugadores que cambiaron el rugby para siempre y que dejaron su huella en la historia de los Lions en esta serie y en la legendaria serie en Sudáfrica de 1974, de la que ya hablaremos. Me refiero, naturalmente a aquellos maravillosos galeses de los 70. Continuará....


http://www.marca.com/2013/06/27/mas_deportes/rugby/1372331339.html
multicultural
Coordinador
Cantidad de envíos : 7774

Re: la historia de los irish & british lions, en marca.com

el Mar 02 Jul 2013, 14:20

El análisis del experto'... sobre los Lions
Esas giras por Nueva Zelanda

En esta segunda parte de la serie de artículos dedicados a los British & Irish Lions, que actualmente están a punto de completar su Tour por Australia'2013, nos vamos a centrar en las giras de los británicos por tierras de Nueva Zelanda


Por José Ignacio Benito 01/07/13

Muy pocos pueden decir que han ganado a los 'All Blacks' en su propio territorio. Se cuentan con los dedos de una mano las veces que Inglaterra o Francia han vencido allí, 'Springboks' y 'Wallabies' alguna más, pero no muchas. Los propios Lions hasta la Gira de 1971 sólo habían ganado dos partidos de un total de veinte jugados y, sin embargo, en esa serie fueron capaces de vencer en dos ocasiones y empatar una de cuatro partidos. En las siguientes series los resultados fueron 3-1 en 1977, 4-0 en 1983, 2-1 en 1993 y 3-0 en 2005, con lo que esta serie es la única que han ganado en la historia, de ahí su trascendencia.

LA GIRA DE 1971
En 1971 País de Gales gana el Grand Slam en el V Naciones y por lógica, copan la convocatoria de los Lions, sobre todo en los 'backs': John Dawes como capitán, Gerald Davies, el maravilloso JPR Williams, John C. Bevan, Arthur Lewis, Ray Hopkins y la legendaria pareja de medios formada por Barry John 'The King' y Gareth Edwards, 'el Príncipe', considerado por todo el rugby como el mejor jugador de la historia y autor de 'That Try'.

El entrenador Carwyn James, que nunca entrenó a los 'dragones' sabía que no le valdría sólo con las genialidades de los tres cuartos para vencer a los 'All Blacks' en su casa y necesitaba mucho poderío y personalidad en su delantera, por lo que hizo lo lógico, convocar a muchos escoceses e irlandeses para esa tarea. Dos de los mejores pilieres escoceses de la historia, Sam Carmichael e Ian McLauchan, apodado 'Mighty Mouse', junto al inglés John Pullin y el irlandés Sean Lynch, dos enormes jugadores considerados de lo mejor de la historia; además de Willie JohnMcBride por Irlanda y Gordon Brown por Escocia, segundas líneas, ¡cómo no!, y también el gales Delme Thomas en ese puesto; mientras Mervyn Davies lideraba a los terceras junto a su paisano John Taylor y el inglés Peter Dixon. Contaban con una ventaja, la experiencia de muchos de ellos en la gira por Sudáfrica de 1968.

Los Lions de 1971, con mayoría de galeses en sus filas, era un equipo totalmente convencido de ganar a los 'All Blacks'

Era un equipo totalmente convencido de ganar a los 'All Blacks', algo imposible hasta la fecha, la fuerza mental, la determinación por vencer y la absoluta confianza en ellos hicieron la proeza, con actuaciones sobresalientes en conjunto.

Abajo les estaban esperando con un equipazo, como siempre presenta Nueva Zelanda, con un capitán irrepetible, considerado el 'All Black' más grande que ha habido, el mejor del siglo XX, una auténtica leyenda de su rugby, un hombre queridísimo por la sociedad neocelandesa: Colin Meads, un segunda línea, ¡cómo no!, que debutó con 19 años en su club anotando un ensayo y un 'drop', inaudito para la época y precursor de algo que sólo otro enorme jugador ha hecho: Zinzan Brooke.

Le acompañaban grandes jugadores, como el medio Sid Going, apodado 'Super Sid', jugador totalmente impredecible, el zaguero Fergie McCormick, el tres cuartos Bryan Williams, que tuvo un record de 66 ensayos con los 'All Blacks' en 113 partidos (38 'test') que duró hasta que John Kirwan lo batió, un enorme talonador llamado Tane Norton, un gran 'flanker' que heredó la capitanía de Meads, Ian Kirkpatrick y algo único en el deporte... hasta tres jugadores que llegaron a ser entrenadores de la selección en la que jugaron estaban en el equipo: Sir Brian Lochore, campeón del Mundo en 1987, Alex Wyllie, tercero en 1991, y Laurie Mains, subcampeón en 1995.

Tras doce partidos de preparación, perdiendo el primero y ganado el resto, llegó el primer 'test' en Otago, tambien llamada 'The house of pain', donde los Lions hicieron bueno el refrán de que 'el que da primero da dos veces' venciendo 3-9. En el segundo test en Christchurch los 'All Blacks' no podían permitir otra victoria rival y fueron muy superiores, venciendo cómodamente por 22-12. Los Lions analizaron errores y salieron muy concentrados en el tercero para vencer por 3-13 sin dar opciones al rival.

Ya no podían perder la serie, sólo no ganarla en caso de derrota y los 'All Blacks' de entonces se jugaban el honor de no ser los primeros en perder una serie. En un encuentro histórico, jugado al límite, con empate a 11, JPR Williams desde 45 metros anotó un 'drop', el único en toda su carrera en partidos oficiales y puso el 11-14. Nueva Zelanda sólo pudo anotar otro golpe y empató el partido, perdiendo la serie por primera y única vez en la historia. En esta serie ocurrió el llamado 'incidente de Canterbury', un partido donde los locales recurrieron a un juego brutal y durísimo, sobrepasando todos los límites conocidos, dejando para la historia la imagen del pilier Sandy Carmichael con cinco fracturas en el pómulo acabando el partido, que ganaron los Lions por 9-14.
Esas giras por Nueva Zelanda

Mención aparte para el 'incidente de Canterbury', un partido donde los locales recurrieron a un juego brutal y durísimo, dejando para la historia la imagen del pilier Carmichael con cinco fracturas en el pómulo

LA GIRA DE 1977
En 1977 los 'All Blacks' no estaban dispuestos a perder otra serie, esta vez "les estaban esperando", pero los Lions vendieron la derrota muy cara, dieron la cara en todo momento y perdieron por 3-1, pero estuvieron a punto de empatarla, pues al cuarto partido se llegó, esta vez, con 2-1 para Nueva Zelanda, perdiendo ese encuentro por 10-9. Este año fue Francia la que ganó el Grand Slam del V Naciones, pero Gales ganó en 1976 y 1978 y de nuevo la base Lions fue galesa.

El 'príncipe' Edwards y el 'rey' John dejaron paso a otros dos medios magníficos, Brynmor Williams, padre de Lloyd Williams, jugador de Cardiff Blues, y de Tom Williams, también jugador de Cardiff, y el apertura Phil Bennet, jugador genial, único, inolvidable, acompañados de jugadores excepcionales como el zaguero escocés Andy Irvine y alguien que lo ha sido todo en los Lions, Sir Ian McGeechan, jugador, capitán y único que ha sido entrenador en cinco giras distintas, victorioso en dos de ellas. Es el mítico entrenador de la Escocia del Grand Slam de 1990, la última vez que Europa ha visto 'rugby de verdad'; entrenó también a los maravillosos Wasps de los años 2000, 'maestro de entrenadores'. En delantera, dos buenos piliers ingleses, Frank Cotton y Peter Wheeler, más el galés Price, de nuevo Gordon Brown en la segunda línea junto otro grande en ese puesto, el inglés Bill Beaumount, Derek Quinnell y Willy Duggan como terceras más destacados.

Derrota por 16-12 en el primero, empatan la serie en el segundo al ganar 9-13, cayendo 19-7 en el tercero ante unos 'All Black' rabiosos que dejan la serie 2-1 y al revés que hace seis años, ya no pueden perderla. El cuarto partido fue intensísimo y muy disputado y 10-9 acabaron venciendo los locales remontando un 3-9 al descanso. Sensacional legado de una generación de hombres que hicieron de este deporte un verdadero espectáculo. La mítica gira por Sudáfrica de 1974 llevó también la impronta de este grupo de jugadores y merece artículo aparte.

LA GIRA DE 1983
Después de haberme estudiado todas las giras de los Lions, puedo asegurar que en la de 1983 tocaron fondo, fue de largo la peor y menos competida por ellos, y no por que llevaran mal equipo, el problema estuvo de parte neozelandesa. Los 'All Blacks' todavía recordaban la gira de 1971 y estaban conjurados: jamás volverían a perder en su casa: 4-0 inapelable y contundente, fueron de menos a más hasta infringir a los Lions la derrota más contundente de su historia en el cuarto partido con toda ya decidido: 38-6 en Eden Park. 16-12, 9-0 y 15-8 fueron las derrotas anteriores.

En la Gira de 1983 tocaron fondo, fue de largo la peor y menos competida por los Lions que acabaron sufriendo la derrota más contundente de su historia: 38-6 en Eden Park

El equipo estaba bien armado con la base de la Escocia que en 1984 ganaría su segundo Grand Slam y muchos grandes jugadores capitaneados por el irlandés Ciaran Fitzgerald, entrenados por el escocés Jim Telfer y con uno de los más grandes Lions que ha habido, Willie JohnMcBride, de mánager. El maravilloso Tiger Dusty Hare y Gywn Evans de zagueros, la pareja de medios de esa Escocia, John Rutherford y Roy Laidlaw, tío del actual Laidlaw, Ollie Campbell, Sir Clive Woodward, John Carleton y en delantera, poderosos pilieres ingleses como Peter Winterbottom y Steve Bainbrigde y dos durísimos escoceses, Iain Milne y Iain Paxton, Maurice Colchough, Jim Calder y John O'Driscoll en segunda línea y Staff Jones, Fitzgerald y Grahan Price como terceras más destacados.

Buen equipo, pero mejor los 'All Blacks' como su capitán Andy Dalton, Gary Whetton, Mark Shaw, Jock Hobbs, fallecido el año pasado y padre de Michael Hobbs, Wayne Smith, Dave Loverigde, no hubo opción, los 'All Blacks' dejaron muy claro que lo del 74 no se repetiría.

CONTRA ARGENTINA
Las series contra Argentina son las únicas que pueden considerarse como tales, oficiales, mientras que los 'test match' que solían jugar al finalizar las giras por el Sur no son considerados giras, sólo partidos oficiosos. Y tres han sido las giras contra equipos argentinos, la primera en 1910 constó de seis partidos, todos ganados por los Lions, que en realidad era un combinado británico o Gran Bretaña XV al estar compuesto por diecieséis ingleses y tres escoceses. Para la historia queda el 12 de junio de 1910, fecha del considerado primer 'test match' de Argentina, que perdió por 28-3, con un equipo que en la realidad era un seleccionado de jugadores que disputaban la The River Plate Rugby Union Championship.

La segunda visita fue en 1927 con nueve partidos, ninguno considerado oficial, en los que los Lions sólo concedieron 9 puntos en contra, la superioridad era total en ese tiempo. En 1936 tuvo lugar la última vez que los Lions pisaron suelo argentino, con diez partidos ganados por los del Norte con mucha autoridad encajando sólo 12 puntos, siendo el noveno de ellos contra la Selección Argentina de la época.

El último partido entre ellos fue en Europa, en el comienzo de la gira de 2005 por Nueva Zelanda y fue un partidazo, disputado hasta más allá del minuto 80, concretamente en el 87, que fue cuando Wilko anotó un golpe y empató a 25 un buenísimo encuentro. Todeschini anotó 20 puntos y Nuñez Piossek ensayó. Grandísimos 'Pumas' que estaban totalmente preparados para hacer el mejor Mundial de su historia... en 2007... en Francia.

Nota de redacción. Con este artículo, tanto el que suscribe, como el propio Goyo, se van a coger unos días de vacaciones, con lo que posponemos para la vuelta, a partir del 15 de julio y coincidiendo con el final del SuperXV, los artículos que nos quedan pendientes de esta serie sobre los Lions. De hecho, el próximo tratará de las Series más contemporáneas a nosotros, las posteriores al Mundial de 1987 y repasaremos los otros partidos de los Lions al margen de sus giras.


http://www.marca.com/2013/07/01/mas_deportes/rugby/1372688646.html
multicultural
Coordinador
Cantidad de envíos : 7774

Re: la historia de los irish & british lions, en marca.com

el Miér 24 Jul 2013, 19:28

El análisis del experto'... sobre los Lions
Las Giras más contemporáneas de los British & Iris Lions

Comprende las Giras por Australia de 1989, 2001 y esta última de 2013 y las dos por Nueva Zelanda, en 1993 y 2005 · Quedaría ya sólo pendiente el rugby sudafricano y su estrecha vinculación con los Lions

En este tercer artículo sobre los British & Irish Lions hablaremos de las giras más próximas a todos nosotros, en las que casi todos los jugadores nos resultan conocidos. Son las últimas giras del amateurismo, que tenía que terminar tras el gran éxito del Mundial'87, donde ya se veía el imparable ascenso del mejor deporte del mundo. Comprende las Giras por Australia de 1989, 2001 y esta última de 2013 y las dos por Nueva Zelanda, en 1993 y 2005. Quedaría ya sólo pendiente el rugby sudafricano y su estrecha vinculación con los Lions...

GIRA DE 1989 POR AUSTRALIA
Los Lions no pisaban suelo australiano desde la Gira de 1971, cuando jugaron dos partidos de preparación para esa mítica serie. La convocatoria destilaba aroma escocés, no como ahora, con Sir Ian McGeechan de entrenador, Finlay Calder como capitán y Gavin Hastings de máximo anotador, la fantástica pareja de medios Gary Amrstrong-Craig Chalmersl, los hermanos Hastings, Peter Dods, el talonador David Sole, el nº 8 Derek White y la leyenda John Jeffreis, 'The Great White Shark'... una previa del legendario, histórico y absolutamente inolvidable Grand Slam de 1990. Les acompañaban, como es costumbre en este equipo, grandes jugadores, encabezados por uno muy admirado por mí, Rob Andrew, apertura excelente, sobrio, serio, sin fallos, amén de Jeremy Guscott, Brendan Mullin, Rory Underwoood y el maravilloso galés Ieuan Evans.

En delantera, durísimos jugadores ingleses encabezados por tres auténticos 'broncas', los segundas Ackford y Doodley y el pilier Gareth Chillcott, el conocido Andy Robinson, el MVP de las series Mike Teague y mi jugador favorito, Dean Richards. Mención aparte merece el talonador Brian Moore, gran jugador y persona muy valiente en la vida, pues sufrió abusos sexuales con 9 años por parte de un amigo de sus padres adoptivos y lo superó. Este acontecimiento, según él, le hizo extraordinariamente competitivo y feroz en el campo y cuando se retiró fundó la 'Child Explotation and Online Protetion Center' para evitar que la historia se repitiera y perseguir a esta escoria.

Los Lions remontaron la serie tras perder el primer partido por 12-30 contra unos 'Wallabies' liderados por el gran Campese y su inolvidable pareja de medios campeones en 1991, Lynagh y Farr-Jones. 12-19 para ellos en el segundo 'test' con ensayos de Guscott y Hastings y la pierna de Andrew a tope y un ajustadísimo 18-19 con ensayo de Evans y cinco golpes de castigo de Gavin Hastings. Cuarta serie consecutiva ganada en suelo australiano.
Las Giras más contemporáneas de los British & Iris Lions

Los Lions celebran su espectacular victoria sobre los 'All Blacks' en el segundo 'test match' de la Gira de 1993

GIRA DE 1993 POR NUEVA ZELANDA
Si la cosa funcionó cuatro años antes, era lógico dar continuidad al bloque y al entrenador. Se unieron al equipo gente como Stuart Barnes, apertura de Bath y ahora conocido comentarista, el otro Underwood y dos extraordinarios segundas líneas, verdaderas leyendas en sus equipos, Leicester y Munster, hombres que han ido más allá de lo que puede ser un jugador de rugby: Martin Johnson y Mick Galway. El primero ha sido, hasta la fecha, el único jugador de la historia que ha sido dos veces capitán de este equipo, en la gira del 97 en Sudáfrica y en 2001 en Australia, además de capitán de la Inglaterra campeona del 2003 y al margen de los numerosos trofeos con los Tigers y el 'XV de la Rosa'. Decir Mick Galway es decir Munster, lo ha sido todo, sobre todo emocionalmente, aspecto importantísimo en Limerick. Líder inspirador, auténtico 'munsterman', cuya frase "don't, panic" era su preferida, pues nunca se rendía y su tenacidad es un lema para la 'Red Army'... con un total de 130 partidos con Munster y un legado que todavía sigue vivo. Mick no jugó ningún 'test' de la Serie, pero yo siempre aprovecho para hablar de grandes hombres de Munster. Como es normal, dos pilieres escoceses buenos, Paul Burnell, que jugó contra España en aquel partido del 99 en Madrid, y Kenny Milne, hermano del también 'lion' Iain Milne, amén de David Milne y el gran Jason Leonard, junto al irlandés Nick Poppelwell. Dean Richards jugó su última Serie, siendo de los pocos que han jugado seis partidos de Serie seguidos.¡Grande Richards!

La última visita Lions se había saldado con un contundente 4-0 para los 'All Blacks', la Serie del 71 no se olvida y, diez años después, Nueva Zelanda presenta un auténtico equipazo con muchos campeones del 87: primera línea con Olo Brown, Kirkpatrick de capitán y Craig Dowd, un gran segunda y también comentarista Ian Jones y dos de los mejores terceras de la historia del rugby, Michael Jones y el genial Zinzan Brooke, gran conocedor de la noche ilicitana, además del increíble anotador y apertura Grand Fox, el ala 'pre-Lomu' Inga Tuigamala, 'Caballo Loco' John Kirwan y dos centros magníficos, como Little y Bunce. Un equipazo total.

Ajustadísimo 20-18 para los 'All Blacks' en el primer 'test match', 7-20 para los Lions en el segundo y 30-13 en el tercero con los neozelandeses sin dar opción para que no se repitieran sucesos anteriores. Los Lions dieron la cara en todo momento y pelearon la serie hasta el final.

GIRA DE 2001 POR AUSTRALIA
Serie histórica: por primera vez Australia gana la serie a los British Lions y remontando la derrota del primer 'test'. Y todo el 'honor' se lo debemos a Sir Graham Henry, un entrenador muy sobrevalorado, cuyos triunfos siempre han venido porque ha dispuesto de buenísmos jugadores en sus equipos y que no fue capaz de presentar la dimisión tras el enorme fracaso del Mundial 2007, por lo que deduzco que debe tener algún gen español. En ningún momento fue capaz de controlar la situación, hubo muchísima tensión en el equipo de los partidos entre semana y el que jugaba las Series y todo se le fue de las manos cuando Matt Dawson y Austin Healy publicaron varios artículos acusando al 'staff' de romper el espíritu del equipo y criticando abiertamente el régimen de entrenamientos y horarios. Era la primera vez que alguien no británico entrenaba a los Lions y el fracaso fue total, lo contrario al ejemplo de Gatland ahora, aunque de haber perdido con Brian O'Driscoll en la grada la cosa hubiese cambiando totalmente.
Las Giras más contemporáneas de los British & Iris Lions

Los Lions muestran su decepción después de perder su primera Gira en suelo australiano

Martin Johnson capitaneaba un conjunto que nunca debió perder. La Escocia de los éxitos de antaño dio paso a la todopoderosa Inglaterra del Mundial 2003 con dos años de antelación: Ian Balshaw, Ben Cohen, Jason Robinson, Mike Catt, Will Greenwood, 'Su Excelencia' Jonny Wilkinson, Dawson, Jason Leonard, Phil Vickery, el propio Johnson y los terceras más salvajes y 'perros' que servidor haya visto: Richard Hill, Neil Back y Dallaglio, sustituido por el mejor 'flanker' de la historia de la Heineken Cup: David Wallace. No estaban solos, aparece un pilier técnicamente perfecto, el que más 'caps' tiene con Escocia, Tom Smith, internacional con 35 años, buenísmos irlandeses con BOD a la cabeza, más Malcoln O'Kelly, Keith Wood, O'Gara y grandes 'dragones' como Martin Williams, Scott Quinnell, Colin Charvis, Neil Jenkins o Rob Howley. Un equipo para ganar los tres partidos.

Enfrente unos 'Wallabies' en transición del maravilloso equipo del 99, que luego sería sorprendente finalista del Mundial'2003, pero con una pareja de medios divina, Gregan y el más maravilloso apertura que ha habido, creativo, imprevisible, mágico, de una calidad técnica sobresaliente: Stephen 'Magic' Larkham, al que sólo le faltaba patear, junto a dos magníficos jugadores del 99, Owen Finegan y el maravilloso John Eaels. Pero los verdaderos héroes de esta serie fueron Joe Roff y, sobre todo, un magnífico pateador, Matt Burke. Pero Australia, tras perder de forma inapelable el primer partido por 13-29 y dando una sensación de poderío total los Lions, levantó el segundo 'test' con un 35-14 inapelable, con 25 puntos de Burke y dos ensayos de Roff.

La hecatombe Lions vino en el Sidney Stadium ante 85.000 espectadores, con 19 puntos de Burke y dos ensayos de Daniel Herbert que no fueron superados por los 18 puntos de Wilko y el ensayo de Robinson, 29-23 final. El coraje y la determinación de la delantera de los 'Wallabies', en la que jugaba George Smith que seguramente será el único jugador que ha jugado dos Series en doce años con su país contra este combinado, impidió la remontada de los Lions. Henry fracasó estrepitosamente en su afán de notoriedad con un equipo al que nunca debió entrenar.

GIRA DE 2005 POR NUEVA ZELANDA
Esta Serie supone un calco de la Serie de 1983, inapelable y contundente triunfo de los 'All Blacks', sin dar la mínima opción a los Lions a los que vencieron 3-0 con resultados muy amplios y que dejaron muy claro quién era el dominador del rugby mundial, excepto en las citas Mundiales, donde fracasaban una y otra vez. De nuevo polémica en los Lions, con una convocatoria muy criticada y que, tras el 3-0 final, y con el recuerdo de la serie anterior en Australia, se cuestionaba el futuro de este combinado. Un total de 44 jugadores, de ellos 20 ingleses cuando País de Gales había ganado el Torneo VI Naciones ese año con Grand Slam incluido, algunos retirados del rugby internacional, como Neil Back y Dallaglio, otros saliendo de lesiones largas como Jonny, Vickery o Tindall, y hasta 26 miembros de 'staff' técnico para evitar problemas con el equipo de entresemana, que llevaba su propio grupo técnico. Y para empezar, en el primer 'test', un no-placaje de Umaga y Mealamu dejó a BOD fuera de combate, asumiendo la capitanía Gareth Thomas.

Pero el mayor problema de los Lions fueron los jugadores de Nueva Zelanda, motivadísimos, hambrientos de victoria, lo que se reflejó en los marcadores: 21-3 el primer partido; 48-18 en el segundo, la mayor paliza sufrida por los Lions, con Carter de ensueño: dos ensayos, cuatro conversiones y cinco golpes, para un total de 33 puntos que supone un récord individual contra este equipo; y 38-19 el tercero, con un total de cinco ensayos y Luke McAllister haciendo de Carter. Muliaina, Sivivatu, Gear, Umaga, Smith, Carter, Kelleher, Lauaki, Sooialo, Masoe, McCaw, Collins, Williams, Jack, Mealamu, Somerville, Woodcock... todos buenísimos, arrasando en el SuperXII con los Crusaders y en el Tri Nations para volver a naufragar en los cuartos de final de Francia'2007 ante una selección anfitriona simplemente correcta, que posteriormente perdió sus dos siguientes partidos.
Las Giras más contemporáneas de los British & Iris Lions

Fiji logró una victoria histórico ante los Lions en 1977

CONTRA EL RESTO DEL MUNDO
Antes era habitual que tras acabar las giras, el combinado británico saliera del país de la Serie y jugara algún último partido contra países o territorios vecinos de influencia británica. Tras finalizar las series en Sudáfrica, en numerosas ocasiones jugaban contra Rhodesia, actual territorio que englobaría a Malawi, Zambia y Zimbabwe, o contra South West Africa, actual Namibia, o ante East Africa, actual Kenia, o bien con Tanzania y Uganda, no perdiendo ningún partido.

Cuando acababan de jugar en Nueva Zelanda y Australia, jugaron varios encuentros en Ceylan, ganándolos todos, y en Canadá, donde en 1959 se impusieron en los dos partidos y en 1966 ganaron uno y perdieron el otro, la llamada 'Victory for the Ages', el partido más importante de la historia del rugby canadiense, 8-3. Otra derrota histórica fue la que se produjo en Fiji en 1977 tras acabar la gira por Nueva Zelanda, perdieron en Suva por 25-21.

Al margen de estos partidos fuera de Europa, también han jugado en el Hemisferio Norte varios partidos muy señalados, concretamente siete: contra Cardiff RFC en 1951 ganando 12-14; en 1955 contra Gales para celebrar el 75 aniversario de la Welsh Rugby Union, venciendo por 14-23; contra los Barbarians en 1977 para celebrar el Jubileo de Plata de la Reina Isabel II, ganando por 14-23; en 1986 contra un XV Resto del Mundo para celebrar el centenario de la IRB, venciendo por 7-15; en 1989 contra Francia para celebrar los 200 años de la Revolución Francesa, logrando un ajustado triunfo por por 27-29 en el Parque de Los Principes; en 1990 contra un XV de Europa de forma solidaria para ayuda a Rumanía, imponiéndose también; y el ya señalado contra Argentina en 2005 empatandolo a 25.

... Y LA RECIENTE GIRA POR AUSTRALIA
Todos nos hacemos la misma pregunta: si no estaremos ante otra generación de maravillosos galeses tras esta nueva demostración de poderío y confianza en su juego y que ha liderado a los Lions para volver a ganar una Serie en el Hemisferio Sur dieciséis años después de la última. Algo que ocurrió con diez galeses en el quince titular del tercer y decisivo partido ante los 'Wallabies'.

Este grupo lleva consiguiendo grandes resultados hace ya mucho tiempo: semifinales del Mundial 2011, título en el VI Naciones con Grand Slam incluido en 2012 y nuevo título del torneo más antiguo del mundo este año tras el contundente 40-2 a Inglaterra... y le faltaba refrendarlo con esto.

Warren Gatland, al contrario que Henry, sí conoce el rugby europeo y confía en los suyos. Sólo asi se explica la ausencia de BOD, el prototipo de Lion, en el choque decisivo. Los anteriores galeses se hicieron grandes tras vencer dos Giras, la del 71 en Nueva Zelanda y la del 74 en Sudáfrica y pelearon hasta el ultimo partido la del 77 en la tierra de los 'All Blacks',, perdiendo por 10-9 ese encuentro que hubiese significado el empate a dos victorias. En 2017 saldremos de dudas.


http://www.marca.com/2013/07/23/mas_deportes/rugby/1374578427.html
Ver el tema anteriorVolver arribaVer el tema siguiente
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.